Sección 122 – Ciudadanía de los Estados Unidos de América

Tit | Art | Prev | Prox

I.     Los nacionales de Puerto Rico, ciudadanos de los Estados Unidos de América en virtud de la Ley de Relaciones Federales con Puerto Rico del 2 de marzo de 1917, continuarán siendo ciudadanos de los Estados Unidos de América1 y sus hijos serán también ciudadanos de los Estados Unidos de América por derecho de sangre.

II.    A partir de la fecha de vigencia del presente Tratado, toda persona nacida en Puerto Rico con, por lo menos, un progenitor con ciudadanía de los Estados Unidos de América será ciudadano de los Estados Unidos de América2.

III.   Cualquier nacional de Puerto Rico, ciudadano de los Estados Unidos de América cobijado por las Secciones 122(I) y 122(II), perderá la ciudadanía de los Estados Unidos al voluntariamente someter una renuncia formal de nacionalidad ante un funcionario del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, en un proceso sencillo y sin costo para el renunciante.

IV.    Un ciudadano de los Estados Unidos de América que trabaje o tenga un cargo en el gobierno del Estado Soberano de Puerto Rico no será privado de su ciudadanía de los Estados Unidos de América por esa razón, conforme con la Sección 349(a)(2) y 349(a)(4) de la Ley Federal de Inmigración y Nacionalidad3. En el caso de que se le requiera juramento de lealtad rutinario al Estado Soberano de Puerto Rico a un ciudadano de los Estados Unidos no será necesario presentar pruebas de la intención de conservar la ciudadanía de los Estados Unidos de América.


  1.  (Venator, 2013) A pesar de que los ciudadanos de Estados Unidos de América (EUA), en virtud de la Ley de Relaciones Federales con Puerto Rico seguirían siendo ciudadanos de EUA luego de convertirse Puerto Rico en un Estado soberano, la inclusión del inciso formaliza que continuarán siendo ciudadanos de EUA durante la duración del presente Tratado. Esto es recomendable porque las decisiones judiciales sobre la ciudadanía de EUA, adquirida en virtud de la Ley de Relaciones Federales con Puerto Rico apuntan y sugieren que la misma no está cobijada por la Enmienda 14 de la Constitución de EUA [¨Extending Citizenship to Puerto Rico: Three Traditions of Inclusive Exclusion”, Charles R. Venator-Santiago] y, por lo tanto, el Congreso de EUA podría privar a los puertorriqueños de la ciudadanía de EUA. Dado a que este Tratado puede ser enmendado solamente por acuerdo mutuo, el Congreso no podría privar a puertorriqueños de la ciudadanía de EUA unilateralmente. El inciso es incluido en deferencia a los puertorriqueños que aspiran a mantener la ciudadanía de EUA, aunque la misma no es indispensable para implementar la visión para Puerto Rico del Movimiento Unión Soberanista. 
  2.  (USPIT, 2016) Este inciso refuerza el derecho ius sanguinis que tiene toda persona nacida fuera de los Estados Unidos de América (EUA), de padres ciudadanos de los EUA, de adquirir la ciudadanía de los EUA. Birth of U.S. Citizens Abroad. 
  3.  (8 USC 1481, 4 en. 2012) Código de los Estados Unidos de América, Título 8, Capítulo 12 § 1481 (a) (2) y (a) (4).