Sección 331 – Principios de Defensa Necesaria

Tit | Art | Prev | Prox

Los pueblos y gobiernos del Estado Soberano de Puerto Rico, los Estados Unidos de América y firmantes del Compromiso de Defensa, Título Tres, Artículo III del presente Tratado1,

I.     Reafirman su fe en los propósitos y principios de la Carta de las Naciones Unidas y en su deseo de vivir en paz con todos los pueblos y todos los gobiernos del mundo, y desean fortalecer el tejido de la Zona de Paz de América Latina, el Caribe y América del Norte.

II.     Afirman que las relaciones entres sus pueblos y de sus gobiernos están fundamentadas en el respeto mutuo, el respeto por los derechos humanos y las libertades fundamentales de todas las personas.

III.   Reconocen que los conceptos multidimensionales de seguridad y defensa conllevan la protección contra amenazas como el hambre, la enfermedad, la represión y menoscabo al disfrute de los derechos, la seguridad y la vida, principios básicos de la dignidad humana, conforme con la Sección 312 del presente Tratado.

IV.     Declaran pública y formalmente su sentido de unidad, su determinación y voluntad común de defenderse contra un ataque armado externo y contra una amenaza a la Seguridad Humana de sus pueblos, por lo que ningún agresor potencial podría estar bajo la ilusión de que ninguno de los signatarios del Compromiso de Defensa está solo en la zona de América Latina, el Caribe y América del Norte.


  1. (UNTS 324, 2 sep. 1947) Las naciones que han denunciado el Tratado Interamericano de Asistencia Recíproca aducen que un tratado de defensa común debe considerar la naturaleza multidimensional de la seguridad. La seguridad debe estar centrada en las personas, de ahí, el concepto de Seguridad Humana. Los tratados de defensa común no pueden ser herramientas de hegemonía y deben respetar la soberanía de los Estados miembros y velar por la Seguridad Humana de los pueblos de América.